Out of office

Todo lo que debes saber sobre Clubhouse, la red social en la que solo necesitas la voz

Se trata de una red social 100 % auditiva para la que solo necesitas un par de auriculares inalámbricos y tu invitación. Por el momento solo existe la opción de descargarla para iOS.

Fue creada en marzo de 2020 por Paul Davidson y Rohan Seth, dos emprendedores de Silicon Valley, con un claro objetivo: que la gente hable.

Su paso al estrellato fue gracias a la conversación entre el magnate Elon Musk y Vlad Tenev (CEO de Robinhood, una empresa de servicios financieros) en la que hablaron de bitcoins, de Tesla, de vacunas contra la Covid-19, de extraterrestres o de llegar a Marte en cinco años y medio.

 

¿Cómo funciona?

Está dividida en habitaciones o “rooms” y en cada una se trata una temática distinta, fundamentalmente política, moda, belleza, tecnología y economía. Al entrar en ellas, puedes participar o ser oyente. Generalmente, solo un cierto número de personas pueden hablar, pero puedes levantar la mano y pedir que un moderador te dé la palabra.

Cada sala puede acoger un máximo de 5.000 usuarios a la vez. La app no consiente los discursos de odio, racismo y otros tipos de intolerancia. Hay administradores que pueden bloquear, silenciar usuarios e incluso clausurar salas enteras.

En Clubhouse, además, puedes crear tú mismo una habitación con la temática que desees. Por lo demás, tiene un funcionamiento similar al de otras redes sociales, es decir, puedes seguir a gente, te avisarán cuando seas seguido, recibirás notificaciones cuando empiecen charlas… Cuenta con varios iconos: la lupa sirve para buscar usuarios o conversaciones, el sobre indica las invitaciones que tienes disponibles y un listado de tus contactos, mientras que la campana informa de la actividad de los contactos a los que sigues.

Los usuarios pueden agruparse por clubes con gustos comunes y así ampliar el intercambio de información o los contactos en torno a un tema específico.

Una de las características que destaca de Clubhouse es el buen ambiente que desprende. No hay opción de dar ‘me gusta’ a una charla o una sala, solo se trata de seguir a gente que hable de los temas que interesen a cada persona.

Y lo más importante: todo sucede en tiempo real. Las conversaciones no quedan grabadas dentro de la app, por lo que no están disponibles para ser reproducidas más tarde.

A partir de las 22:00 horas empieza “Back of the Bus”, la fiesta de discusión en vivo. Se pasa de la sala de debate a la barra del bar, aunque, eso sí, no se puede hablar de tecnología.

 

Solo puedes acceder a Clubhouse con invitación

En la actualidad, solo puedes unirte si cuentas con la invitación de alguien que ya sea socio. La propia app lo explica así: “Regístrate para ver si tienes amigos en Clubhouse que puedan dejarte entrar ¡Estamos deseando que te unas!”. En App Store aseguran que el objetivo es agregar a personas a Clubhouse lo más rápido posible, pero, por ahora, lo único que puedes hacer es apuntarte en la lista de espera y confiar en ser invitado.

Cada nuevo usuario de Clubhouse tiene dos invitaciones y él decide a quién se las da. Cada vez que un usuario entre a la app, participe, cree salas y demás, obtendrá experiencia y veteranía, y eso se traduce en un mayor número de invitaciones.

 

¿Qué datos debes dar en Clubhouse?

Para registrarte en Clubhouse puedes importar tu cuenta de Twitter o bien rellenar el formulario con tu email, nombre completo, número de teléfono y nombre de usuario. Además, te pide acceder a tu agenda de contactos. Es así como pueden averiguar quiénes de ellos se han unido ya.